El alcalde de Benalmádena se pone del lado de la corrupción urbanística del municipio y recurrirá la sentencia que obliga a demoler el apartotel Vista de Rey

Publicado el
  • sábado, 23 de diciembre de 2017
  • con
  • Etiquetas: , , , , ,


  • Es penoso leer en estos tiempos que corren, donde la segunda preocupación de los españoles -según el CIS- es la corrupción, cómo el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, como si de un "abogadillo" se tratara, "refuta" en Facebook una sentencia -en contra de la corrupción- de un juez del Tribunal Superior de Justicia que declara nula la licencia del hotel Vista de Rey y, por consiguiente, ordena su demolición.


    Como señaló diario Sur el pasado martes (AQUÍ), Navas reconoce que la licencia de obras fue concedida pese a tener «todos los informes en contra» de los técnicos de Urbanismo por no ajustarse al planeamiento de aquel momento, pero defiende que la obra «es legalizable». ¿Qué quiere decir con esto? ¿Pretenden diseñar un esquema legal con la intención de burlar la ley?

    Esta postura que defiende el alcalde ocurre cuando no se tiene ni idea de lo que ha estado ocurriendo con este hotel durante estos últimos diez años, porque mientras los vecinos estábamos preocupados y sufriendo las consecuencias de la construcción de este mastodonte de edificio ilegal al lado de nuestras casas, y nos gastábamos el dinero en abogados, el actual regidor estaba dando guitarrazos por ahí con su grupo de música despreocupándose de lo que sucedía en su pueblo.

    Por los comentarios del alcalde deducimos que no sabe que la sentencia que dictó nula la licencia del hotel Vista de Rey en 2011 fue recurrida por el Ayuntamiento y por el promotor. Recurso que fue desestimado un año después por el Tribunal Superior de Justicia porque las alegaciones que presentaron sobre los cambios del planeamiento y otras modificaciones no tienen fundamento. Porque esto es lo que suele pasar: los políticos se creen que los jueces son tontos y que modificando los planeamientos urbanísticos para adaptárselos a los corruptos se puede engañar a los jueces igual que engañan a sus vecinos y votantes con sus promesas.



    Parece ser que desde que llegó este equipo de gobierno al Ayuntamiento la corrupción urbanística en Benalmádena es "legalizable" o, cuando menos, permisible, ya que este hotel no es el único caso de querer "legalizar una ilegalidad". No olvidemos que a los dos meses de llegar al poder, el pentapartito que gobierna el municipio -configurado también por partidos como Costa del Sol Sí Puede Tic Tac y Alternativa por Benalmádena que abanderaron la lucha contra la corrupción en las pasadas elecciones municipales- votaron junto al PP, en un Pleno municipal, a favor de una moción para legalizarle a un vecino los 455 metros cuadrados de terreno público que se apropió indebidamente para ampliar, aún más, su mansión. A cambio, el infractor construiría un parque público al lado del campo de golf de Torrequebrada. Dicho parque debería estar acabado a finales del pasado mes de octubre, pero a fecha de hoy aún no hay nada construido.

    Otro ejemplo de "permisibilidad" de la corrupción por parte de este gobierno municipal fue el "regalo" que le hicieron a un hotelero de un parking público que construyó -comiéndole terreno al mar- para evitar la demolición de parte de su hotel y de dos piscinas que traspasan el límite del dominio público marítimo terrestre -invadiendo una zona de Playa de jurisdicción de Costas-.

    Más evidente aún es la desidia por parte de este equipo de gobierno de reponer, a su estado original, el entorno público de la torre vigía de Torremuelle tras las diversas obras ilegales que realizó el propietario del restaurante contiguo para pretender apropiarse de dicha zona pública. A pesar de nuestras numerosas quejas en las redes sociales, haber recogido cerca de 1000 firmas -incluida la del propio alcalde que nos firmó cuando era concejal en la oposición-, haber denunciado los hechos ante Fiscalía y en el Defensor del Pueblo, el regidor pasa, "olímpicamente", de deshacer subsidiariamente dichas obras ilegales. E incluso obvia contestarle al Defensor del Pueblo. Por este motivo, el organismo andaluz volvió a reprobar el año pasado al Ayuntamiento de Benalmádena por no ofrecerle la información solicitada (AQUÍ). Aún así, sigue un año después sin contestarle.

    En las corruptelas los políticos son responsables tanto por acción como por omisión. Probablemente ahora el Ayuntamiento de Benalmádena no estaría obligado a demoler un hotel si los partidos de la oposición de entonces (PSOE, PP e IU), siendo conscientes de que se estaba prevaricando, hubieran hecho algo. Pero no lo hicieron. Como siempre dejaron el marrón a los vecinos para que se gastasen su tiempo y dinero en abogados. Como estas denuncias suelen costar mucho dinero, pensaron que los vecinos íbamos a pasar del tema y que la corrupción seguiría su camino sin impedimentos. Y se han llevado un chasco. Los vecinos acudimos a la justicia y el juez, después de tantos años, nos ha dado la razón.

    Ahora por culpa de todos ellos, el pueblo -por supuesto, nosotros también- tendremos que indemnizar por sus actos: por las corruptelas que se han estado cometiendo en este municipio y que ninguno hizo nada por evitarlo. Como, por ejemplo, ocurrió con los vecinos de Puerto Marina que tuvieron que acudir a la justicia por el ruido de la zona porque ningún partido -ni oposición ni nadie- quiso intervenir allí para que se cumpliera la ley ya que a estos políticos no les interesa enfrentarse a los empresarios -que como sabéis son los que chorrean dinero para sus campañas electorales-. Al final, un juez les dio la razón. La justicia es lenta, pero llega.

    Esperemos que esta sentencia se cumpla y sirva para acabar con los abusos y la corrupción de nuestro pueblo. Bueno, al menos frenarla porque acabar con la corrupción en este municipio es difícil por culpa de la poca voluntad de los políticos de ahora. Ya lo habéis visto, en lugar de salir el alcalde diciendo que va a denunciar al exalcalde, exconcejales y técnicos por lo ocurrido, dice que dicha ilegalidad "es legalizable". En fin, qué podíamos esperar de un alcalde que prometió transparencia para combatir la corrupción y aún los vecinos estamos esperando que cuelgue en la web de transparencia sus declaraciones de la Renta de los años que lleva en el gobierno. ¿Por qué no sube las declaraciones de la Renta a la web? ¿No le interesa que sepamos cuánto se embolsa de sueldo extra de las empresas municipales que preside como alcalde?

    Visto el panorama, ya solo falta que se promueva en nuestro municipio una propuesta similar a la que planteó de guasa el catedrático y académico Francisco Rico sobre la corrupción en España: "legalizar la corrupción en Benalmádena y que cada partido cobre su porcentaje".

    Twitter: @torremuelleinfo
    Facebook: Torremuelleinfo
    Correo: torremuelleinformacion@gmail.com 

    2 comentarios:

    Anónimo dijo...

    antes no era legalizable ahora si,antes de ser alcalde eras una persona normal ahora no,vamos que varía como las veletas,viento norte todo en calma viento sur chaladura del alcalde y encima legalizable,cómo está el patio

    Anónimo dijo...

    esto acaba,en derribo,con el terreno delante del hotel,el ayuntamiento se frota las manos,10 bloques de pisos,de cuatro manos,por siete alturas,total 280 ibis,sellos coches ,motos, garajes cinco bloques por un lado y otros de frente,por el medio zona ajardinada y zona de juego,para niños,el vista del rey,no tiene futuro,quien dijo ilegalidades

    Publicar un comentario

     

    Torremuelle Información (c) 2014 Templates by Bloggermint. Licencia Creative Commons Este blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.