Vecinos de Torremuelle alertan del peligro de derrumbe de la cubierta de los aparcamientos públicos

Publicado el
  • miércoles, 21 de mayo de 2014
  • con
  • Etiquetas:



  • Vecinos de Torremuelle se encuentran en alerta ante el peligro que supone para viandantes y vecinos de las viviendas colindantes el estado en el que se encuentra la cubierta de los aparcamientos públicos ubicados al final de la calle Paseo Bellavista.

    Razones tienen, pues hace escasos días una empresa ha estado en la zona tomando muestras de la estructura de la cubierta, y los residentes han podido comprobar, de visus, que la cubierta se encuentra en una situación deplorable y cuyo riesgo de derrumbe puede ser muy alto, pues los hierros de los pilares y las vigas están totalmente oxidados y partidos, y el hormigón se deshace como si fuera polvo.

    Además, aseguran los vecinos que, hace unos años, partes del techo de la cubierta se vinieron abajo debido a las lluvias que hicieron que las bovedillas no pudiesen soportar el peso del agua, derrumbándose, sin causar heridos, pero sí importantes daños en diversos vehículos que se encontraban estacionados.

    La preocupación de los vecinos sobre el estado de esta cubierta de dominio público aumentó cuando los propietarios del restaurante Blankko, contiguo a esta estructura, sin licencia de obras ni autorización municipal, pavimentaron de hormigón la parte superior de la misma y construyeron unos bancos de obra de gran peso y tamaño que, según los vecinos, podrían haber influido en el deterioro acelerado de la estructura. 

    Ante esta situación, los vecinos denunciaron los hechos en el Ayuntamiento de Benalmádena. Tras la visita de los técnicos municipales a la zona, el pasado 17 de marzo de 2014, el consistorio dictó por decreto a tomar todas las medidas de seguridad preventivas necesarias y el descargo total de la zona retirando los bancos, jardineras y el pavimento de hormigón.

    Al parecer, días después, los propietarios del restaurante Blankko presentaron un estudio previo de la estructura, realizado por un arquitecto de Torremolinos, en el que aseguraba que dicho armazón está en perfecto estado y, por tanto, solicitaba la anulación de las medidas cautelares de seguridad dictadas por el Ayuntamiento. Dado que el estudio elaborado por dicho arquitecto era "poco serio", pues contenía numerosos errores, los arquitectos municipales desestimaron dicha solicitud. "No entendemos cómo puede existir un arquitecto que, sin obtener muestras de la zona afectada, redacte un informe diciendo que esta cubierta está en perfecto estado y ponga en peligro la seguridad de los ciudadanos. Esto tiene toda la apariencia de tratarse de un presunto fraude que, por supuesto, denunciaremos en el Colegio de Arquitectos", señalan los vecinos.

    Según han podido saber los residentes, días antes de dictarse el decreto, el Ayuntamiento desaprobó la legalización de los trabajos realizados sobre la cubierta, al denegar la licencia de obras solicitada, a posteriori, por los propietarios del restaurante Blankko, ya que tienen asignado el derecho y disfrute de la cubierta sobre el viario público, pero no disponen del título oportuno para realizar obras en una zona de dominio público.

    Los residentes se preguntan cómo es posible que estos señores puedan, ahora, presentar alegaciones, legalizar obras y pretender revocar la decisión dictada por decreto por el Ayuntamiento sobre una zona de dominio público. Además, tampoco cumplen con la Ordenanza Municipal que regula la ocupación de la vía pública en la que establece que la colocación de mesas, sillas y otros elementos de mobiliario urbano deben ser siempre móviles y desmontables; para nada puede ser mobiliario fijo como el instalado en el lugar.

    Las reclamaciones de los vecinos son simples, “que lo tiren”, aunque algunos dan alternativas como que “el Ayuntamiento sea quién proceda, cuanto antes, a ejecutar de forma subsidiaria los trabajos, a costa de los infractores, para la retirada de todos los elementos que suponen una carga adicional sobre la estructura en mal estado, así como también la reparación y refuerzo de la misma, ya que actualmente supone un peligro para la seguridad de los ciudadanos y una mala imagen para los turistas". Otros vecinos añaden que "al tratarse de una zona pública y al estar en ruina, el Ayuntamiento debería intervenir de forma drástica y urgente, y no esperar a que tengamos que lamentarnos de una desgracia. Viendo la parsimonia del consistorio en este asunto, como en otros, no nos queda más remedio que acudir a la Fiscalía", aseguraron.



    NOTICIA PUBLICADA EN:

    12.06.14. La Tribuna Hoy

    20.05.14. Málaga al Día

    20.05.14. Más Benalmádena


    0 comentarios:

    Publicar un comentario

     

    Torremuelle Información (c) 2014 Templates by Bloggermint. Licencia Creative Commons Este blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.